October 05, 2010

'Tour' por la guerra de Camboya - Viajes Cambodia

La belleza y la muerte. La grandeza del talento del ser humano y su degradación más absoluta. Los templos de Angkor y el legado de los Jemeres Rojos. Viajar a Camboya significa encontrarse frente a los dos extremos a los que puede llegar un ser humano.



De izquierda a derecha, prisión S-21 y Casa de Pol Pot en Along Veng. Carmen Gómez MenorActualizado miércoles 22/09/2010 17:41 horas

Los fantasmas de la guerra son todavía demasiado recientes en Camboya, y en algunos de sus destinos más turísticos, el lujo del presente se mezcla con un pasado sangriento que todavía puede adivinarse en la cara de muchos camboyanos. Entre 1975 y 1979, cerca de dos millones de personas fueron asesinadas por el brutal régimen de Pol Pot, en nombre de una mezcla de maoísmo radical y nacionalismo jemer conocido como los Jemeres Rojos.

Ahora, 14 lugares que formaron parte de la historia sangrienta de los Jemeres Rojos van a ser abiertos al turismo, incluido su último escondite en la jungla en el que permanecieron 20 años y el crematorio de su líder Pol Pot en Chong Chom, cerca de la frontera con Tailandia.

La mayoría de las nuevas atracciones de este turismo de genocidio se concentran en una zona a 125 kilómetros al norte de los templos de Angkor conocida como Along Veng, el último bastión de resistencia jemer en Camboya. Fue aquí donde, en 1997, el propio Pol Pot fue juzgado por sus antiguos camaradas jemeres y condenado a arresto domiciliario por el asesinato de su otrora mano derecha, Son Sen. La casa del líder jemer Ta Mok –también conocido como el carnicero o el Hermano Número 5- donde se llevó a cabo el juicio, también puede visitarse. Y fue en el mercado de Along Veng onde finalmente fue arrestado Ta Mok en 1999.

Colegio, prisión y ahora museo
El carnicero murió en la cárcel de Phnom Penh en 2006, de un ataque al corazón provocado por el estrés que le causaba el proceso judicial por el que debía hacer frente a sus crímenes. El mismo proceso que todavía esperan seis líderes jemeres y que ha costado a las Naciones Unidas más de una década poner en marcha.

Hasta ahora, era en Phnom Penh donde el viajero recibía una clase magistral de historia reciente. Lugares como el Museo del Genocidio Tuol Sleng, un antiguo colegio reconvertido por los jemeres en centro de interrogaciones y prisión conocido como la S-21, muestran con toda crudeza el sangriento legado del sueño de un loco.

Fotos de los prisioneros, estremecedores testimonios gráficos y camas con cadenas y manchas de sangre dejan constancia de que la distancia entre nuestra sociedad civilizada y el horror no es tan grande. Quizá lo que más impresiona sea su desgarradora sencillez, que no ha sido alterada para agradar al turista en este parque temático del sufrimiento, sino que se ha dejado exactamente como era cuando estaba en funcionamiento.

Morir por llevar gafas
A poco más de 14 kilómetros de Phnom Penh, los campos de la muerte de Choeung Ek con su fotografiada urna que contiene 8.000 calaveras humanas, ofrece una visión aterradora y fascinante al mismo tiempo.

El gabinete del primer ministro, Hun Sen, que aprobó el plan a principios de este año, declaró que la intención es que «los visitantes nacionales e internacionales conozcan y entiendan a los últimos líderes del régimen genocida».

Las críticas al gobierno no se han hecho esperar entre los que creen que este es un movimiento oportunista con el que beneficiarse de la peor tragedia del siglo XX. Queda por ver si las imágenes que llenarán las cámaras digitales de los turistas junto a las de los templos de Angkor lograrán que alguien entienda lo absurdo de morir por llevar gafas.

Como Llegar
A falta de vuelos directos desde España, la mejor manera de llegar a Camboya es pasando por Bangkok. Thai Airways (www.thaiairways.es) vuela desde Madrid a Bangkok tres veces por semana.

Una vez en Bangkok, se puede continuar hasta Siem Reap con Bangkok Airways (www.bangkokair.com) en alguno de sus cuatro vuelos diarios. Desde Siem Reap, lo mejor es alquilar un coche con conductor para llegar hasta Along Veng.

Datos Utiles

Documentación. Se necesita visado de entrada que puede conseguirse a la llegada previo pago de 20 dólares americanos, copia del pasaporte y una fotografía tamaño carnet.

Clima. Camboya tiene dos estaciones, la lluviosa y la seca. De mayo a octubre es la estación de lluvias, cortesía del monzón del suroeste. Normalmente llueve de manera intensa una o dos veces al día todos los días durante la estación de lluvias. La estación seca se prolonga de octubre a abril, con la temperatura más agradable de noviembre a enero con unos 20º C de media.

Idioma. El jemer es el idioma oficial, pero en las localidades más turísticas el uso del inglés está muy extendido.

Moneda. La divisa oficial del país es el Riel, aunque en todas las tiendas y centros turísticos se acepta el pago con tarjeta y en dólares americanos.

Más información
. Camboya no tiene embajada ni consulado en España, la más cercana se encuentra en París.

El operador turístico local
.
Agencia de ViajeIndochina
W: http://www.viajeindochina.com
E: info@viajeindochina.com
Fuente: ocholeguas.com

No comments:

Post a Comment